domingo, 26 de agosto de 2012

Allende Bahoruco, Manolito



Allá, en la sierra, donde nuestra República casi pierde su nombre existe una caseta de Parques Nacionales. A unos 400 y tantos kilómetros de la urbe mayor dominicana, existe un dominicano llamado Manolito, que por ganarse la vida honestamente pasa turnos de 10 días completamente acompañado por una perrita y 3 gallinas, que alimenta puntualmente.


Cuantas veces te sentiste solo, y dejaste un mensaje en una botella..., pues el no se siente solo, está completamente solo. Come lo que puede, lo que su humilde salario de 5,000 pesos al mes le permite y peor, lo que puede acceder en un sitio en medio de la nada.

Miles de pinos, que cantan de dia y lloran de noche al filo de frio de Los Arroyos de Bahoruco, son su cómplice. Allí nos dió una sonrisa y nos recibió como a hermanos a los Cimarrones Jose M. Pantaleón, Nicolas Corona y a mi, al vernos. A quien vio, a seres humanos con quienes disfrutar una conversación, un café campesino y una fogata que arde día y noche.

Disfrutamos su compañía y él nuestra. Le agradecemos que nos halla permitido pernoctar 2 noches en su recinto. Manolito es un dominicano ejemplar y ahora, que no sea olvidado jamás, èl cuida nuestos bosques de la depredación.

Miren la Greca de Manolito!!!, la habia visto en el campo hace décadas. Sierra, Frio, Cuava y Amanecer, son una combinación ASESINESCA!!

2 comentarios:

  1. Tremendo ejemplo, pero lo patético es que ese señor por esa gran labor que hace a la República Dominicana, no tenga como incentivo un sueldo digno,si no unos miserables 5000 pesos Unos 100 euros, y el ministro de turismo se gasto mínimo 50 mil dolares en el cumpleaños de su hija.

    ResponderEliminar